martes, 27 de diciembre de 2011

Scene20: 15.Manos


Bueno, os dejo esta entrada con otro Scene20, que me he leído antes un comentario de Chan y me han entrado ganas de escribir. Hoy no tengo mucho que decir de esto, porque básicamente me ha salido solo y el resto de las cosas ya las subiré. Espero que os guste :3

15. Manos

–Hey, ¡Allen! –dijo Joaquim mientras salía con la toalla en la mano de la sala de entrenamiento–. ¿Te apuntas esta tarde a la juerga? Vincent se larga durante bastante tiempo y hemos pensado celebrarlo. No que se va, tú ya me entiendes, sino que tiene trabajo y eso. ¿Qué me dices? ¿Te apuntas?

Allen se dio la vuelta meditando lo que contestarle. Like I care. Pero contestó otra cosa.

–¡Claro, tío! ¿Qué juerga podría montarse si no está el menda presente? –dijo pavoneándose con una sonrisa jocosa en la cara.

Joaquim, un tío de unos dos metros que estaba cuadrado de espaldas, además de llevar el pelo rapado y dar miedo allá por donde pasara, soltó una carcajada y le dio una palmada en la espalda que Allen aguantó estoicamente, pagándole con otra igual de fuerte.

–Por supuesto, ¿qué sería de nuestras juergas de empresa sin el joven Allen Stahl? No somos lo bastante interesantes por nosotros mismos, ¡pobres de nosotros!

–Ya ves –Allen hizo como que se limpiaba las uñas en el chándal negro que usaba para entrenar antes de reír.

–Pues entonces nos vemos en la entrada a las 10, ¿estamos? –Joaquim se dio la vuelta y se dirigió pasillo abajo hacia las duchas.

Allen se quedó allí, con una sonrisa en la cara enmascarando sus verdaderos pensamientos. No le apetecía nada ir a la tal fiesta. Las chicas de la empresa eran todas unas sosas y todas las aprovechables ya las había catado. No, lo que necesitaba en aquél momento eran nuevos horizontes. Tal vez si los chicos no habían decidido ya a dónde ir para la fiesta él podría meter baza con una sonrisa y recomendarles esa nueva discoteca que habían abierto por la zona de la estación de Ostbahnhof, cerca del Panorama Bar. De hecho, si llamaba antes a Eggert no tendrían ni que esperar cola. Se apoyó en la parte baja de la cristalería que daba luz al pasillo y marcó el número del barman, al que había conocido un par de noches atrás. Era un tío enrollado y seguro que con lo corto que era no le importaba colarles cuando les viera llegar. Luego se lo podía pagar en carnes.

–Así que al final vas a ir, ¿eh? –sonó una voz desde la puerta de la sala de entrenamiento mientras Allen colgaba el móvil.

No tuvo ni que levantar la cabeza para reconocer a su hermano. Esa voz, susurrante y seductora, con ese toque sarcástico, sólo podía pertenecerle a él. Y efectivamente, Luce estaba apoyado en la puerta con el chándal un poco abierto, provocando como de costumbre, porque ya a esas alturas, era en eso en lo que se había convertido. Ni siquiera necesitaba pensarlo, sus movimientos eran automáticos. Pelo recogido pero revuelto con estilo, cada mechón cayendo por un lado diferente, pies cruzados con soltura, como si apenas tocara el suelo con ellos, y manos apoyadas indolentemente en el cinturón de su katana, como si no fuera la cosa con ellas. Allen cerró el móvil y se lo metió en el bolsillo, alzando la cabeza con una mueca altiva.

–Por supuesto, Luce. No hay juerga en la que yo esté que no sea un éxito. ¿Crees que a Vincent le gustará el detalle de entrar en el Slash sin colas y en lista?

–Estoy seguro –dijo su hermano. Sabía que no lo había hecho por Vincent–. Joaquim cada vez está más cuadrado, ¿eh? Me alegro de no haberme precipitado en llevármelo a la cama, porque creo que esta es la mejor noche para ello. Y ese rapado que se ha hecho… ¿No te ha descoyuntado del golpe?

–A mí nadie me descoyunta –respondió burlón.

Luce se rió pero estaba claro que estaba de acuerdo con él. A Allen nadie le descoyuntaba, ni le daba un golpe más fuerte del necesario, porque lo que podían llevarse a cambio era el doble de lo que habían dado, acompañado de una sonrisa de cachondeo bastante auténtica. Luce se estiró donde estaba, sus manos de largos dedos estirándose con él, y se colocó bien la espada antes de salir del todo de la sala de entrenamiento.

–Pues si voy a ir será mejor que me prepare, y tú también. ¿O vas a ir tal cual, cubierto de sudor de arriba a abajo?

Allen sonrió mientras miraba cómo Luce jugueteaba con la correa de la katana. Su hermano no parecía haberse dado cuenta de ese tic, pero siempre que pensaba en lo que no debía sus manos se dirigían al mismo sitio y empezaban a retorcer entre los dedos la cuerda de color negro, a juego con sus uñas.

–Fuera como fuera, estoy seguro de que nadie se quejaría. A mí me queda todo bien, incluso un chándal chorreando sudor.

Las manos de Luce se quedaron quietas con la correa entre sus dedos y apretaron con fuerza mientras él esbozaba una sonrisa socarrona.

–Seguro que todos te seguirían alabando aunque estuvieras cubierto de mierda.

–Muy probablemente.

Ambos compartieron una mirada cómplice antes de echarse a reír. La risa de Luce era suave, acariciante, y al mismo tiempo grave, desgarradora. La de Allen había adquirido un matiz de desprecio que antes no tenía y que se cuidaba muy mucho de no mostrar a quien no le interesaba. Siempre convenía que la gente te creyese más buena persona de lo que eras en realidad.

–Aunque supongo que debería ir a ducharme. Por mantener mi reputación de hombre limpio, digo. ¿No crees?

–¿Tienes esa reputación? –le picó Luce.

–Yo diría que sí. ¿Vienes? Aunque también puedes quedarte tal cual –le respondió Allen.

Luce se encogió de hombros.

–Un poco de agua nunca viene mal.

Allen rió.

–Por supuesto.

Echaron a andar en dirección a las duchas, que estaban en el pasillo en perpendicular, cerca de los casilleros, y Allen mantuvo sus ojos fijos al frente. Sabía que en esos momentos Luce estaría estrangulando sus dedos con la cuerda de la katana, no tenía ni que mirar sus manos. Se las conocía al dedillo, como si fueran propias. Nunca las perdía de vista.

6 comentarios:

Logan Martínez dijo...

–Fuera como fuera, estoy seguro de que nadie se quejaría. A mí me queda todo bien, incluso un chándal chorreando sudor.

Me ha matado XDDDD es genial jajajaja me encanta, me encanta
Ains, me encanta el texto, es super tierno el final "Nunca las perdía de vista" es genial, tía, es ijsiogjdxt... super tierno, no hay otra palabra *////* tierno, tierno...

No se quienes son estos chavales, voy a tener que cotillear porque por los nombres no los ubico ¿eh?

C. Wolf dijo...

Woooooo! Me ha encantado!! *_____*

Un final con mucho estilo para unos chicos con mucho estilo! ;D

Lady Moth dijo...

A mí también me ha gustado mucho ^^! Tu escritura es muy ligera y los personajes, la forma de narrar, incita a que continúes leyendo.
Tantos meses fuera de blogs que ahora tengo que ponerme al día xDD
Al menos me encuentro agradables sorpresas como ésta ^^

Aqua Äre dijo...

Yuta! Me alegro de que te haya gustado *^* Técnicamente Luce estaba (y está) en el foro y tenía una historia con uno de Ligeia pero al final se marchó (y antes tuvo otra historia con otro de Ligeia que le rechazó) y el pobre se me quedó muy chof y todavía no lo he usado porque lo estoy reponiendo en mi mente xDD Pero a Allen quiero registrarlo también para desempolvarlos y socializarlos un poco, que falta les hace (está su casa por ahí toda creada con su sala de entrenamiento privado y el laboratorio de científico loco de Luce y todo xD). Además, ahora que voy a meter a Orion, su primo, espero que eso me de cuerda para poder rolear más con ellos. Así que pronto los conocerás mejor :33 También tienes sus fichas ahí arriba puestas por si quieres echarles un vistazo ^^

Me alegro mucho de que te gusten, Wolf, sobre todo siendo estos dos, que me ha costado mucho volver a ponerlos a funcionar. Espero que no decaiga tu interés por ellos o lo estaré haciendo mal xD

Muchas gracias, Lady Moth, me alegro de que te haya gustado tanto. Esta minihistoria no me convencía mucho pero me alegro mucho de que os guste ^^ Si te vas a poner al día, hazlo despacito y con buena letra, todo sabe mejor sin prisas :3
Besos y muchas gracias por comentar! ^^

Chandria dijo...

Lo bien que se lo pasaría Duncan con estos dos xDDD Haciendo coñas sobe la falta de modestia que tienen, haha.
Vamos, los hermanos están hechos tal para cual. Lo raro es que no haya pique entre ellos :P (que a lo mejor los hay. No lo sé).
Pero bueno, yo no digo nada que luego soy musa y no me pagas ¬¬
Va a ser todo un lujo tenerlos por allí. No sé si sigue vigente lo de que Luce y Kei traben una amistad (del tipo que sea) pero sigo pensando que sería interesante.
Me gustaría saber realmente qué piensa Allen de Luce y el comportamiento que tiene éste para con él :3 (ya me callo xD).
¡Págame!

Aqua Äre dijo...

Podríamos juntarlos un día en el rol para que hagan el cafre juntos xDDDD
No, no tienen piques entre ellos, cada uno son muy de su padre y de su madre en ese sentido y ven muy estúpido pelearse por nada básicamente porque van a su bola pero tratan de no meterse en los asuntos del otro, se dan libertad mutuamente. Suelen hablarse sarcásticamente porque les divierte y les entretiene pero pocas veces van en serio.
Sí! Sí que lo tengo vigente, me sigue pareciendo una muy buena idea. También lo de que Nobu y Evan se conozcan, eh? *mueve las cejas*
No te pago porque eso ya tenía pensado hacerlo!! xD Si te das cuenta en el primer Scene20 las cosas van más desde el punto de vista de Luce y aquí desde el de Allen y ese tema terminaría saliendo. Además, tenía pensado tratarlo en el momento cúspide, por así decirlo, entre estos dos. Ya lo verás :PP